invasiones de animales

  • En 1935 se importarón 100 sapos venenosos y gigantes para atacar los escarabajos que asolaban las cosechas. Peor el remedio que la enfermedad y desde entonces la lucha a muerte contra estos anfibios es una tradición en Australía. Se multiplicarón infinitamente e invadieron las islas mientras los sapos atacan cosechas, animales y hasta las propias casas.

    FacebookTwitterWhatsapp

Este sitio web utiliza cookies para garantizar la mejor experiencia en el sitio web Entendido Más información