calor

  • Todos los veranos las orugas se alimentan de algodoncillo para conseguir el tamaño adecuando y poder transformarse en una mariposa monarca. Una vez conseguido, iniciarán su viaje emigratorio de Canadá hacia América. Es un camino bastante largo, muchas de ellas no lo consiguen pero son tantas las que empreden el camino que un número adecuado de ellas llegarán a un bosque donde podrán aguantar el invierno esperando la llegada de la primavera.

    FacebookTwitterWhatsapp

Este sitio web utiliza cookies para garantizar la mejor experiencia en el sitio web Entendido Más información